El pasado lunes 20 de septiembre regresó a su ubicación habitual en la iglesia de la Residencia Calasanz (Gaztambide) el cuadro “La última comunión de San José de Calasanz», pintado por Francisco de Goya en 1819. La obra ha permanecido expuesta en el Museo del Prado durante dos años coincidiendo con el bicentenario de la Pinacoteca, con un gran éxito de público.

Para más información de la obra pincha AQUÍ

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies